Artistas y proyectos participantes

Sala temporal Museu de la Noguera
SÍLVIA ISACH, REWIND

La instalación de vídeo mapping Rewind de Sílvia Isach reflexiona sobre aspectos desfavorables de la globalización en el campo económico, político, tecnológico, cultural y ecológico. La obra plantea cuestiones como el impacto del capitalismo en las sociedades actuales, los desequilibrios económicos y sociales, la explotación de los recursos naturales, el consumo desmesurado, los problemas medioambientales, e invita a tomar conciencia y recuperar lo esencial.

Formalmente esta pieza combina artes tradicionales como el dibujo y la pintura, con tecnología artística digital, como la proyección de vídeo mapping. Las ilustraciones realizadas en color negro se contraponen a la luz del proyector, combinando ambos elementos formales para hacer referencia a las cuestiones conceptuales de fondo.

La Reguereta
MARTA MORAN I ROMINA DOLONGUEVICH, FER SAFAREIG

Al lo largo del tiempo, los lavaderos públicos han tenido un papel esencial como espacio de encuentro de las mujeres, de socialización y de memoria colectiva femenina.

Con esta instalación artística, Marta Moran y Romina Dolonguevich pretenden poner en valor el espacio patrimonial del lavadero de la Reguereta, y a través del color y el agua hacer visible este espacio de encuentro, de la vida pública de las mujeres de la ciudad. Por tanto, el proyecto Fer safareig parte de la voluntad de revisar estos espacios eminentemente femeninos como los lavaderos, donde forzosamente las mujeres tenían que lavar la ropa. Estos lugares son a la vez testimonios de cómo la comunicación en las ciudades ha cambiado, pudiendo reflexionar sobre si hoy disponemos de sitios de encuentro como estos, o si han dado paso a otras formas de relacionarnos en el espacio público.

Zona del río próxima al puente de Sant Miquel
ELETRES STUDIO, REFLEJOS DE UNA NUEVA CIUDAD

Reflejos de una nueva ciudad es un proyecto lumínico que sumerge al espectador en una atmósfera artificial de luz. Esta instalación está compuesta por distintos elementos flotantes, a modo de estrellas en ingravidez, que ocupan el espacio próximo al puente de Sant Miquel.

La conjunción de los elementos lumínicos, del espacio natural del río y de la arquitectura, pretende generar un espacio de ficción capaz de alterar su percepción. El río como espacio de naturaleza en la ciudad toma todo el protagonismo, que además de albergar los elementos formales, deviene un elemento más de la instalación a través del reflejo de la luz en el agua.

Iglesia del Miracle
MARCO MOREIRA, RELIGARE

En la instalación Religare, Marco Moreira ha llevado a cabo una acción previa en la cual las pisadas de las personas que han visitado la iglesia o asistido a misa han quedado fijadas con grafito en dos lienzos blancos, colocados en el pasillo central de la nave. Posteriormente estos se han dispuesto en un marco en forma de cruz previamente construido para ese efecto e instalado en la fachada de la iglesia.

Con esta propuesta, Marco Moreira explora los límites del dibujo y sus fronteras, utilizando un motor tridimensional para activarlo. En este sentido, aquello colectivo deviene una forma de reflexión sobre las condiciones del lugar donde se llevan a cabo relaciones sociales, en este caso, en un espacio de culto.

Así, trata conceptos como la intuición, la intelección, la interactividad, el tiempo y el espacio, recontextualizándolos como ideas para materializarlos en un objeto que utilizando el dibujo como lenguaje formal.

Claustre de Sant Domènec
MIQUEL MERCE, COMPLEXCIUTAT

Con la propuesta Complexciutat, Miquel Merce confronta al espectador con la realidad urbana de las grandes ciudades, mostrando imágenes reales sin retoques ni dobles exposiciones de escaparates, tiendas y espacios comerciales en fotografías de gran formato.

Los bajos de los edificios han devenido principalmente reclamo para el consumo, perdiendo la esencia de los antiguos comercios y traspasando las fronteras físicas de la propia arquitectura. Esta serie de fotografías pretende hacer evidente esta complejidad, la dualidad -y a la vez confrontación- entre interior y exterior, entre espacio público y espacio privado; y a través del cristal como elemento formal hacer visible cómo estos se mezclan, se separan y se superponen.

La ubicación del claustro de Sant Domènec deviene también motivo para la reflexión, ya que muestra esta contraposición entre imágenes de espacios globalizados y un espacio de identitad local, histórica y patrimonial.

RAÚL GANDOLFO, NO TENGO PERRO

La propuesta No tengo perro de Raúl Gandolfo / Rosh:. parte de una acción previa del artista en la cual ha realizado una deriva por la ciudad de Balaguer, perdiéndose por la urbe y sus alrededores, documenta aquellos rincones, situaciones u objetos que habitualmente no están en el punto de mira para la mayoría de la ciudadanía. Posteriormente el artista con todo el material recopilado realiza una instalación a través de la cual los espectadores podrán aproximarse a estas realidades negadas, invitando a reflexionar sobre todo aquello que podemos encontrar deambulando por una ciudad.

Por tanto, No tengo perro deviene una pequeña guía de paseos urbanos sobre los espacios en los márgenes, aquellos que pasan desapercibidos pero que son parte inherente de nuestras urbes.

Passarel·la nova
MARIA MONSENY, TIGES

El proyecto Tiges de Maria Monseny parte de la co-creación de una instalación de grandes dimensiones, realizada a partir de materia vegetal proveniente del entorno de producción.

La voluntad de la propuesta es mostrar los discursos contemporáneos y globalizados desde una perspectiva periférica. Igualmente, la creación en comunidad es una herramienta a partir de la cual la artista pretende mostrar la expresión artística de las ideas periféricas, desde los planteamientos que forzosamente surgen a raíz de residir en zonas o poblaciones rurales, alejadas de los grandes espacios urbanos.

La ubicación de la instalación forma parte de la propia pieza, ya que contribuye a generar una experiencia que apela a los sentidos de la vista, el oído y el olfato.

Plaça del Morter
DANIELA GUARDIA, MIRALLS TRENCATS

La instalación Miralls Trencats de Daniela Guardia parte del espejo como elemento formal y conceptual.

Los espejos juegan con la realidad, la muestran pero la invierten sin alterar su apariencia. En este caso la artista nos confronta con dos grandes espejos situados en el suelo, el uno entero y el otro roto a pedazos. Nos propone así dos acercamientos diferentes a las imágenes que producen los espejos: unas aparentemente reales, y unas distorsionadas por la propia quebradiza del cristal. Estos reflejos, que serán propios de cada transeúnte pero al mismo tiempo comunes para todas las personas, pueden generar múltiples lecturas, entendiendo los espejos como metáfora de lo que somos como sociedad y como individuos.

El espejo es a la vez un elemento frágil, y a través de su rotura se puede ver como aquello real también se fragmenta, se rompe a pedazos dando como resultado nuevos segmentos de realidad, nuevas posibles lecturas de lo que vemos.

Passeig de l’Estació
CRISTÓBAL HERNÁNDEZ I PABLO CROS, BAILE EN VUELO

La instalación escultórica Baile en Vuelo actúa como espacio de resistencia: las pequeñas mariposas sobrevuelan noche y día un lugar de paso de la ciudadanía, y a través de esta sutil representación de la metamorfosis surgen cuestiones entorno a cómo los grandes cambios pueden comenzar con acciones casi imperceptibles.

Al conjurar todas las micro acciones pueden surgir actitudes y posicionamientos frente a los grandes cambios que nos afectan a todas las personas, y ante los que no hay otra opción que abordarlos de manera colectiva. Así, esta danza estática revela un movimiento continuo, fluido pero resistente, que deviene símbolo de cómo la ciudadanía puede generar pequeñas acciones capaces de producir grandes cambios.

Iglesia de Santa María
MIGUEL ALEJOS, LUZ QUE ATRAVIESA

Luz que atraviesa de Miguel Alejos consiste en una instalación lumínica y audiovisual a partir de la proyección de diferentes creaciones videográficas en el interior de Santa María.

Esta propuesta pretende generar un gesto mínimo sobre la arquitectura de la iglesia gótica a través del vídeo y la propia luz. Ceder espacio a un lugar de ralentización, de observación, alejado de la vorágine de cualquier ciudad, con la voluntad de atender a la relación que establecemos con los espacios arquitectónicos que nos rodean. Así, a partir de la arquitectura, en este caso como símbolo de espiritualidad, se pretenden cuestionar temas como la habitabilidad, el vínculo con los espacios urbanos o el propio lenguaje arquitectónico.

Plaça del Pou
CLARA AGUILAR I ANTONELLA PEZZOLA, ¿CÓMO HABITAR UNA CIUDAD HERIDA?

Acción artística que se realizará los días 15, 16 i 17 de octubre.

La propuesta de Clara Aguilar y Antonella Pezzola es una investigación sobre los espacios de encuentro en las ciudades actuales. El espacio público es un recurso sobre el que toda la ciudadanía tiene derecho. Sin embargo, la capitalización en todos los ámbitos ha provocado una crisis a la hora de gestionar los lugares que nos son comunes. En las ciudades se han reducido los espacios en los que realizar actividades fuera de los hábitos del consumismo: las calles y plazas han sido ocupadas por terrazas de bares y restaurantes y escaparates o espacios de publicidad; y los pocos espacios que han surgido como alternativa a la ciudad consumista han quedado reducidos hasta su desaparición, o bien moldeados desde las instituciones hasta perder su razón de ser.

Por este motivo, las artistas proponen esta acción colectiva, ocupando el espacio público en un encuentro efímero y temporal, y donde la ciudadanía pueda encontrarse en la calle, conocerse y compartir.